lunes, 9 de octubre de 2017

Ensayo "La noche boca arriba" y "El sur"

     La noche boca arriba de Julio Cortázar y El sur  de Jorge Luis Borges tienen muchas cosas en común y su objetivo es muy parecido. Sin embargo, su estructura y su forma en la que se relata la historia son muy distintas.
     Para empezar, en el relato de Cortázar, el protagonista comienza a sufrir el desdoblamiento cuando en uno de los dos mundos choca una moto. De allí lo llevan al hospital  y no logra reconocer a las personas ni a los doctores. Cuando se duerme, se logra entender que el protagonista comienza a soñar que está entre los motecas, en un tiempo precolombino.
     
     "Y todo era tan natural, tenía que huir de los aztecas que andaban a caza de hombre, y su única probabilidad era la de esconderse en lo más denso de la selva, cuidando de no apartarse de la estrecha calzada que sólo ellos, los motecas, conocían."

     Luego, el protagonista moteca comienza a relacionar sucesos que le ocurrieron al protagonista del mundo moderno
     Finalmente, Cortázar da a entender que el personaje del tiempo precolombino había soñado con el mundo moderno y que no logra entender las cosas de este mundo. Por ejemplo, el término “moto” lo denomina “insecto de metal”, ya que nunca había visto una cosa así. 

    " [...]un sueño en el que había andado por extrañas avenidas de una ciudad asombrosa, con luces verdes y rojas que ardían sin llama ni humo, con un enorme insecto de metal que zumbaba bajo sus piernas."

     Por otra parte, en el relato El sur, el desdoblamiento ocurre cuando el protagonista se pega un fuerte golpe en la cabeza contra un batiente. Lo llevan al sanatorio y le diagnostican una septicemia. A partir de este punto es cuando las cosas cambian. Los doctores le dan el alta y lo mandan al sur para que empiece una nueva vida. Allí va a un bar y se encuentra con personas que lo quieren matar, pero en su defensa, el viejo del bar le alcanza una navaja para que pueda combatirlos.
     Finalmente, la historia termina sin saber si al final esta gente lo mata,  pero se da a entender que él ya estaba muerto. Es decir que no logro resistir a la septicemia y termino muriendo en el sanatorio.

     “Sintió […] que morir en una pelea a cuchillo, a cielo abierto y aromatizado, hubiera sido una liberación parea él […] en la primera noche del sanatorio cuando le clavaron la aguja. Sintió que su él, entonces, hubiera podido elegir o soñar su muerte, esta es la muerte que él hubiera elegido o soñado.”

     En La noche boca arriba se aprecia una focalización interna, ya que el narrador sabe lo mismo que el personaje. Además, esa focalización está en tercera persona, por lo que genera ambigüedad, ya que el lector no sabe si creerle al narrador o no.
     En el caso de El sur, la focalización que se usa es la focalización cero. Contiene un narrador omnisciente en tercera persona y que sabe más que los personajes. En este caso, el relato trata de que el lector se concentre en la anécdota en sí.
     En los dos textos aparecen diferentes procedimientos literarios. Por ejemplo, en el relato de Cortázar, cuando el protagonista moteca comienza a comparar como serían las cosas modernas en su propio mundo. Un ejemplo es cuando llama “insecto de metal” a una motocicleta.
    En El sur, por ejemplo, hace referencia al Martin Fierro en donde explica que uno de los abuelos había muerto en la frontera por causa de los indios, como bien le ocurrió al gaucho.

     "Su abuelo materno había sido aquel Francisco Flores, del 2 de infantería de línea, que murió en la frontera de Buenos Aires, lanceado por indios de Catriel"

    En conclusión, estos dos relatos logran generar un paralelismo. Además, logran confundir al lector a través de estos cambios bruscos en la trama, en donde se logra entender todo al final de las historias.

1 comentario:

  1. Bastante mejor, Lucas, pero todavía falta analizar correctamente los intertextos de Martín Fierro y Las mil y una noches y el uso de los tiempos verbales en el final, además de la frase que divide el texto en dos y que es una pauta de lectura indispensable para seguir leyendo lo que resta del relato.
    En Cortázar, falta el análisis de las imágenes sensoriales que son las que hacen que se desdibuje el límite entre realidad y ficción.

    ResponderEliminar